Soporte en el Litigio

La litigación comercial sale beneficiada cuando se dispone de información fiable y puntual sobre testigos, documentos y otras evidencias. Colaboramos con el soporte en el litigio en diferentes sectores incluyendo transporte, farmacéutico, bio-tecnológico, bancario, ventas al por menor, comunicación, informática y construcción. Nuestra experiencia abarca desde disputas comerciales a difamación e investigaciones criminales.

Para obtener información útil, en asuntos normalmente de gran complejidad técnica, disponemos tanto de expertos dentro de la empresa como de consultores externos. Ambos cuentan con la experiencia precisa para poder hacer las preguntas apropiadas a las personas en el momento adecuado.

Nuestro equipo jurídico nos permite asegurar que optimizamos el uso de la información que obtenemos. Así mismo, nos asegura que los métodos que usamos para obtener dicha información se ciñen a la ley, para no perjudicar ni a nuestros clientes ni a su caso.

Casos Práticos

El gerente de una filial europea de una empresa estadounidense de software fue víctima de una campaña de desprestigio por email. Bishop International pudo localizar el origen de los emails en un cibercafé en Europa Occidental. Comparando cuándo y desde donde fueron enviados los emails se pudo identificar a un empleado de la empresa contra quien se tomaron acciones legales.

 ———-

Una empresa estadounidense de inversiones retiró el capital invertido en una empresa escandinava. La empresa escandinava instó una demanda y el caso llegó a arbitraje en Europa. La decisión falló en contra de la empresa estadounidense que se enfrentaba a indemnizaciones de $20 millones. Bishop International realizó investigaciones en varios países en nombre de la empresa americana y recabó evidencias que demostraban que otras instituciones financieras también habían retirado sus inversiones de la empresa escandinava. El resultado fue que se pudo reducir la indemnización que tenía que pagar la empresa americana.

———-

Una empresa estadounidense compró una empresa europea de marketing y mantuvo al CEO en su puesto durante diez años. Llegaron a un acuerdo por el cual el CEO renunciaba a su posición a cambio de un pago anual y firmaron un contrato de no concurrencia dentro del mismo sector. Unos años después de firmar el acuerdo, el CEO retirado decidió empezar una empresa en competencia directa con su anterior empresa, promoviendo nuevos contratos y contratando empleados. Con una operación de vigilancia y otras técnicas de investigación Bishop International pudo informar a la empresa estadounidense de las actividades de su antiguo CEO y pudo rescindir el contrato.