Servicios Anónimos

Algunos clientes frecuentemente quieren lograr ciertos objetivos con su propiedad intelectual manteniendo al mismo tiempo la confidencialidad de sus planes empresariales. Bishop IP Investigations puede representar al cliente para que éste pueda seguir en el anonimato. Estos casos a menudo hacen referencia a la adquisición de una marca o dominio de internet.

Así mismo, Bishop IP también puede colaborar en aquellos casos vinculados a la propiedad intelectual, donde el cliente no quiere que su nombre aparezca en el registro público. Por ejemplo, sometiendo peticiones para impugnar registros, registrando observaciones sobre terceros, adquiriendo diseños registrados y negociando acuerdos de co-existencia en nombre de nuestros clientes.

Nuestro conocimiento de los temas legales, particularmente en relación a la adquisición de activos, asegura que podamos cumplir con los objetivos de nuestros clientes. Muchas de las marcas que hemos adquirido para nuestros clientes han crecido hasta llegar a ser marcas reconocidas.

Casos Práticos

Un cliente en el sector de electrónica iba a lanzar un nuevo dispositivo a nivel mundial. Otra empresa estadounidense era dueña de unas marcas que potencialmente podían entrar en conflicto. Bishop IP fue contratada para negociar con el dueño y comprar esas marcas. Después de dos semanas de intensas negociaciones entre Bishop IP y los abogados de la empresa estadounidense, llegamos a un acuerdo y las marcas fueron asignadas a una empresa controlada por Bishop IP. A continuación, transferimos las marcas al cliente quien poco después lanzó el producto con éxito.

———-

Un cliente estaba en un proceso de cambio de marcas en su negocio pero no había asegurado los dominios genéricos y los códigos de territorio de clave superior. Bishop IP no sólo compró los dominios disponibles a través de una empresa filial, sino que también adquirió dominios ya registrados por terceros. A pesar del corto plazo de tiempo, adquirimos los dominios más importantes pocos días antes que la nueva marca fuera lanzada.

———-

Un cliente en el sector de deportes quería un nuevo logotipo para una de sus marcas. El logotipo era similar a uno ya registrado para productos similares que pertenecía a otra empresa. Como el cliente no quería divulgar sus planes, Bishop IP fue contratado para contactar con la otra empresa y determinar si se opondría al uso de la nueva marca. Después que Bishop IP hubo explicado el carácter del uso de la nueva marca la otra empresa no puso objeción, aportando a nuestro cliente la seguridad que necesitaba.